Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

Lo vivido estos dos domingos (por burbujas) fue el trabajo de todos los docentes catequistas que han dejado huella en estos chicos y chicas desde que comenzaron a caminar en nuestro Colegio junto a Jesús. Celebramos que nuestros alumnos/as hayan recibido a Jesús en sus corazones y poder continuar acompañándolos para caminar junto a él.

Fueron vividas con profunda emoción y sentido de comunidad educativa en clave pastoral, reconociéndonos parte de un colegio creyente, con un carisma propio, el MARIANISTA, que nos une a la Iglesia. LO POSIBLE…hace que todo sea más sencillo, familiar y comunitario.