Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

En la tardecita del viernes 27 de septiembre, en el Salón de Actos del Colegio Del Salvador en CABA, se llevó a cabo el acto central de entrega del premio DIVINO MAESTRO 2019. El mismo es un reconocimiento que el CONSUDEC, realiza todos los años a docentes religiosos y laicos del país. En esta oportunidad fueron 40 personas cuyos testimonios de trabajo han dejado y dejan huellas en las instituciones educativas.
Recibieron por el Colegio Marianista San Agustín de 9 de Julio, la Sra. Teresita Castro de Durán, quien durante muchos años se desempeñó, como la primera vice directora del Nivel Inicial. También recibió su homenaje el Padre, Manuel Prieto sm, quien viajó desde Córdoba donde se está acompañando a grupos de estudiantes que están llevando a cabo su experiencia educativa.
Por el Colegio Marianista de Junín, recibió el Divino Maestro, Liliana Docampo.
Sentidas palabras, profundas reseñas, aplausos y emociones se vivieron durante la ceremonia.
Semblanza de Teresita:
“Ex vice directora del Nivel Inicial del Colegio Marianista San Agustín, ubicado en la ciudad de 9 de Julio, Pcia. Bs As, perteneciente a la Compañía de María.
Teresita nació en esta ciudad hace 63 años y su familia actual está compuesta por su esposo Dr. Ricardo Durán (ex juez y ex directivo del colegio) y cuatro hijos, todos ex alumnos marianistas. Inés, Gabriel, Agustín y Clarita. Hoy Teresita, es abuela de Adela.
Desde el 9 de marzo de 1981 hasta el 30 de septiembre de 2010, se desempeñó en el cargo con valores humanos y cristianos que enaltecieron su tarea. Cultivo la humildad como primera condición. Su andar por los pasillos y las aulas siempre fue pausado, mirada serena y voz suave para dar una respuesta a tiempo o calmar ante el conflicto. Llevo con responsabilidad y eficacia la función encomendada.
Supo trabajar en COMUNIDAD. Ese fue y es un rasgo saliente del carisma marianista. Lo hizo entendiendo que en equipo todo es más fácil, teniendo presente que la gestión directiva es ardua en cualquier tiempo. Formó parte de un Consejo de Dirección cuya tarea central fue y es velar por las características de la educación marianista.
Conocedora del Diseño Curricular, política educativa de aquellos años, supo interpretar las exigencias del Estado, articulándolas con los lineamientos pedagógicos/pastorales de la Congregación.
Por último, Teresita siempre mantuvo una coherencia de vida. Su decir y su hacer estuvieron alineados. Esta característica fue saliente para tener ascendencia en el personal que animó y guió.
Su compromiso laical se vio reflejado en su trabajo conjunto con los religiosos marianistas. Hoy Teresita, vuelve a su colegio en ocasiones especiales, como por ejemplo la inauguración de un viejo sueño suyo y del personal en general, que se está haciendo realidad: la construcción del nuevo edificio del Nivel Inicial.
Por todas estas razones, y varias más, la Sra. Teresita Castro es merecedora de este gran reconocimiento”.

Semblanza del Padre Manolo.
“El Padre Manuel Prieto García nació en la Provincia de León (España) el 18 de noviembre de 1941. En la actualidad con 77 años de edad continúa muy activo desempeñando su vocación pastoral en el Colegio Marianista San Agustín de la ciudad de 9 de Julio, Pcia. Bs As.
En su primer período en la comunidad religiosa del colegio cumplió la tarea de secretario del Nivel Secundario y profesor de filosofía. Esto sucedió desde el 9 de marzo de 1981 hasta el 13 de marzo de 1989. Luego de continuar su tarea pastoral en el Colegio Marianista de Caballito (CABA), volvió a 9 de Julio. Esto ocurrió en 1999 donde continuó su tarea de profesor. En su tercer período en el colegio, 1 de marzo de 2012 asume el rol de Representante Legal y Capellán, hasta la actualidad.
Pese a estas funciones más técnico-pedagógicas, el Padre Manolo nunca dejó ni olvidó su misión pastoral, dedicándose al acompañamiento espiritual de personas, quienes masivamente concurren cada semana. Paciente, dialoguista, de firmes convicciones en la fe, gran cultor de la escucha es para muchos un referente de la espiritualidad y del poder del Espíritu Santo en los mortales.
Mantiene un profundo sentido eclesial, siendo parte del Consejo Prebisterial del Obispado de 9 de Julio y acompañando con la eucaristía diaria a la Congregación de Hermanas Siervas de Jesús Sacramentado y Hermanas Carmelitas.
Coordina y anima el grupo de liturgia colegial, compuesto por un grupo de laicos que preparan la misa dominical, acompaña la preparación del sacramento de la 1º comunión para los alumnos de 5º año del Nivel Primario y forma parte de los equipos docentes que participan de las Experiencias Educativas de Córdoba (Colonia Marianista ubicada en Casagrande, La Falda) junto a los alumnos de 6º año Nivel Primario y 4º año Nivel Secundario, caracterizándose por conducir las excursiones por la sierra cordobesa, gustando de la naturaleza y dando a conocer la buena noticia del Evangelio.
También dedica tiempo a la animación de grupos de matrimonios, compuestos por familias del colegio. En estos años se resumen la significativa historia vocacional del Padre Manolo, quien es un ejemplo de testimonio y fidelidad. Primera profesión de votos 1960 (59 años) y Ordenación Sacerdotal 1975 (44 años)”.