Casi al mismo tiempo que se fundaba 9 de Julio vinieron colonos españoles e italianos, que trabajaban Intensamente por el progreso de esta ciudad. Muchos de nosotros somos descendientes de aquellos primeros habitantes. Como siempre sucede, los originarios de la misma patria tratan de juntarse para ayudarse, recordar sus tradiciones, etc. Así pasó con la colonia española, que consiguió de las autoridades municipales, la manzana que ocupa actualmente nuestro colegio.

hist-2Eso sucedía en febrero de 1883. Se alambró y se comenzó a construir una sede. Poco a poco se fueron haciendo otras construcciones, salón de reuniones y también salas que sirvieran de hospital. Así pasó unos años prestando servicios a la ciudad de 9 de Julio y siendo lugar de reunión de 108 españoles y descendientes de españoles. El nombre era Sociedad Española de Socorros Mutuos. Conforme iban pasando los años fueron buscándose otro lugar más céntrico y en 1922 vendieron el lugar a la Unión Popular Católica Argentina. Esta institución, también preocupada por las necesidades de 9 de Julio, dedicó el lugar para asilo de ancianos, asilo de huérfanos y escuela de mujeres. Cuando se crea el obispado de 9 de Julio, bajo el nombre de Santo Domingo, el grupo Unión Popular Católica Argentina, dona el terreno al obispado, y el primer obispo de la diócesis Agustin Herrara viene a vivir acá. Este obispo junto con los fieles construyen el actual obispado ubicado en la calle Edison. Monseñor Herrara se entusiasmó con hacer un colegio internado de varones. En Primer lugar porque no había ningún colegio religioso de varones, en segundo lugar por la necesidad de la gente del campo, y en tercer lugar porque ya tenia parte construida y mucho terreno para construir. Asi nombró una comisión diocesana que se puso inmediatamente a buscar fondos y a construir, y él se dedicó a buscar una congregación que se hiciera cargo del colegio e internado. Encontró a los marianistas que se iban a hacer cargo en el año 1962. Como no había comodidades para que vivieran los marianistas, no vinieron ese año, haciéndose cargo de primer año las hermanas de Jesús Sacramentado.
Ya para esa época monseñor Quarracino había sucedido a Herrara y les renovó el ofrecimiento. Así a comienzos de 1983 estaban los marianistas acá, con primero y segundo año. Casi al final de este mismo año, cesa la comisión diocesana y nace la primera comisión de padres del Colegio San Agustín. El nombre de San Agustín se debe al patrono del primer obispo: Agustín Herrara. En 1963 comienzan los Marianistas a hacerse cargo del Colegio San Agustin: cuarto, quinto y sexto grado, y primario y segundo año de secundario. Poquitos alumnos, unos 85 en total. Cinco fueron los primeros Marianistas: Fermín Fernández, director ya fallecido; Lorenzo Aspe, que esta en Buenos Aires, Juan Carlos Moreno. casado en Suiza, con dos hijos: Padre Ángel Rojo, que falleció en Junín y Martín Rivas. Las clases las daban casi todos los Marianistas. Tres profesores de afuera hubo que buscar Codeo Gomatti, de Educación Fotos ya jubilado, Michelini, de inglés y Marta Poratti, música.
La parte destinada al intercambio hacia mucho que no se usaba y por lo tanto, se realizaron muchísimas reformas. Se habilitaron dos dormitorios. Para los pequeños, de cuarto grado a segundo año, lo que actualmente ocupan las secciones de Jardín, y en la sala de reunión de los maestros estaba la habitación del Prefecto. El otro dormitorio estaba en el lugar que ocupa preescolar, era para los mayores, la habitación del cuidador de los mayores estaba en la sala de cuentos. En cada dormitorio había unos cuarenta pupilos. Los marianistas dormian con los pupilos, otros donde estaban los baños de las chicas detrás de la capilla (actualmente oficinas de Polimodal) los demás en habitaciones que había donde está el patio cubierto. También allí estaba la cocina y el comedor de los marianistas. El comedor de los pupilos estaba donde ahora están los primeros años y la oficina de pastoral. El piano acompañó desde los inicios hasta que sufrió deterioros en el incendio producido el 11 de diciembre de 1995. En el año 1983 se formó la comisión de padres del colegio de San Agustín. En una asamblea donde asistían más de ochenta padres. Cuando ya todo estaba encaminado, en mayo de 1963, se inauguró oficialmente el colegio, con la presencia de padres, alumnos, monseñor Quarraccino y el intendente Miguel Prieto. Los marianista. comenzaron pronto con los deportes, campamentos, excursiones. En el año 1984 hubo algunos cambios en los marianistas. El obispado vende la propiedad a los Marianistas. Se termina la planta baja 39 pabellón del secundario, se compran los Primeros bancos de la capilla, los aterciopelados. El colegio San Agustín es un centro educativo llevado por la congregación marianista a lo largo de cuarenta y tres años de presencia en 9 de Julio. De un centro creado para varones, las necesidades de la ciudad llevaron a hacerlo mixto y progresivamente ir brindando sus servicios a todas las clases sociales de la comunidad nuevejuliense. Hoy el Colegio Marianista San Agustín tiene 1.031 alumnos y continúa su obra evangelizadora y educativa con pasión.